NUESTRA HISTORIA…

Mi bisabuelo tenía un tintero de redes, que en aquella época era de algodón. Esto hacía que el salitre las rompiera, por lo que había que tintarlas. Con el paso del tiempo entraron las redes chinas, que eran de nylon  y poco a poco el negocio se echó a perder, así que decidió abrir una taberna de “pescaito” frito a la que llamó “El Tintero”.

Mis bisabuelos, Antonio y Dolores, tuvieron nueve hijos y muchos nietos. La mayoría de ellos trabajaron en la taberna desde muy pequeños. Mi padre, “el Paquito”, empezó a trabajar con 11 años,  bien de carpintero o como electricista y los fines de semana también iba a la tabernilla a trabajar. Con  18 años, casado y con una hija, se iba a pescar con su mujer para llevar lo que pescaban a la tabernilla y así ganarse otro sueldecito. Cuando mi bisabuelo Antonio ya estaba mayor, empezó a llevar el Tintero mi tío “el Nono”.  En ese momento, mi padre, mis abuelos y mi tío  trabajaban a jornada completa en la taberna, que se había convertido en un pequeño chiringuito. El negocio ya estaba consolidado , tanto es así,  que un día  había tantos  clientes pidiendo  “pescaito” frito que mi tío Nono,  le dijo a MI ABUELA  ASUNCIÓN en un momento de locura: !!FRÍE DE TODO!!! y ella  comenzó a sacar  los platos a medida que se hacían, de la forma en la que hoy por hoy se caracteriza, a su subasta, y mi tío iba gritando los platos que llevaba en los brazos: “¿quién quiere boquerones?, ¿quién quiere sardinas?” y así hicieron sus hermanos y el resto de trabajadores.

Así nació la subasta del Tintero , por lo que se conoce al restaurante. Gracias al esfuerzo y simpatía de mi tío Nono y al  trabajo y esfuerzo de mi padre y demás trabajadores. En el restaurante “El Tintero” han trabajado casi todos los hijos de sus trabajadores, y entre ellos estoy yo, el hijo de “ Paquito”, que también me llamo Paquito,  que me vine a Madrid con muchas ilusiones a abrir un restaurante con el mismo sistema que  El Tintero, “El Tinterillo de Málaga”, acompañado de un gran amigo, Tony.

Familia que lleva la mar en las venas y que ha trabajado y luchado duramente por el negocio familiar, ahora “Paquito”, les trae a Madrid un trozo de nuestra historia, esforzándose por agradarles  y ese  tú a tú con sus clientes.

 

El tinterillo de Málaga es ahora

El Subastero de Málaga

Se propone dar a conocerse en Madrid y al mundo, la riqueza de la gastronomía de los pueblos pesqueros de Málaga., desde una mirada contemporánea y hacer que el mundo valore y haga suya esta cocina como un producto de alta calidad y mucho sabor.

El Subastero de Málaga no es tan solo un restaurante malagueño, es un restaurante que lleva a los comensales en un viaje virtual por los años de la historia y de mestizaje de la cocina malagueña para ofrecer una experiencia de sabores diferentes y técnicas artesanales con un servicio generoso y una calidad incuestionable.

Disfruta de la mejor cocina Malagueña en Madrid. Consulta en detalle nuestra cocina accediendo a nuestras Cartas.

 

 

El corazón de nuestro Equipo

     

Carrera de San Jerónimo, nº 32 - MADRID |

Síguenos en:  

Subir